Inspiring Girls es una Fundación cuyo objetivo es aumentar la autoestima y la ambición profesional de las niñas en edad escolar, así como sus expectativas laborales, contribuyendo a la ampliación de la percepción de variedad de profesiones y trabajos que existen, para que se inspiren y construyan sus sueños, basándose en el trabajo y el esfuerzo. Y esto lo hacemos mediante el regreso al colegio de mujeres profesionales de todos los sectores, que les sirven de referente y ejemplo.

Los estereotipos sexistas todavía afectan a todo tipo de mujeres y niñas. Se les “etiqueta” tanto en los lugares de trabajo como en la sociedad en general. Aunque esto puede ser solo “ruido de fondo” para mujeres de cierta edad, es el “ruido de fondo” en el que nuestras niñas se están criando. Claramente esta situación pone límites a sus sueños y aspiraciones.

Estudios recientes demuestran que los niños y las niñas de 6 años aspiran a las mismas carreras profesionales, pero a los 13 años ya han sucumbido a los estereotipos de género. La situación es similar en todos los países. Y lo más grave es que esta situación está oculta, es subliminal y no explícita.

Existen muchos datos estadísticos realizados por conocidas organizaciones pero tan sólo vamos a exponer algunos:

• Las mujeres están infrarrepresentadas en las disciplinadas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM). Solo el 29%de los investigadores a nivel mundial son mujeres (UNESCO, 2014).

• 6 de cada 10 niñas abandonan lo que realmente les gusta porque no están satisfechas con su apariencia. (GirlGuiding 2012).

• A nivel global, las mujeres están sobrerrepresentadas en posiciones relacionadas con el soporte y el secretariado (63%), administración y ventas (55%) vs una baja representación en los puestos de alta dirección (33%) (UN, 2015).

• En el período 2000-2010, la cuota de la mujer en posiciones tradicionalmente masculinas se redujo 2 puntos (UN, 2015).

• Menos del 4% de los CEOs de las 500 compañías más importantes a nivel mundial son mujeres (UN, 2015).

Los Gobiernos de cada país tienen la obligación de tomar medidas y crear mecanismos para cambiar esta situación, pero estamos firmemente convencidos de que el cambio real está en manos de la sociedad creando iniciativas como Inspiring Girls.